El Arca de la Alianza

Abinadab vivía sobre una colina, acompañado de sus tres hijos: Uzza, Aiyö y Eleazar.

Fue en su casa, según la Biblia, donde se guardó el "Arca de la Alianza" durante veinte años, una vez fue devuelta por los filisteos.