Cómo saber si la levadura fresca está buena o no

En ocasiones compramos un paquetito de levadura fresca con intención de hacer pan o bollería, lo guardamos en la nevera o en el congelador, y nunca encontramos el momento de ponernos "en faena". Así que llega el momento en que decidimos usarla, y aunque miremos su fecha de caducidad, tenemos dudas en cuanto a si estará buena o mala.

Así que vamos al truco.

Calentamos agua hasta que hierva. La apartamos del fuego.

Cogemos una pizca de levadura fresca y la echamos en el agua caliente.

Si flota: podemos utilizarla.

Si no flota: tirarla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y solamente se visualizarán después de ser aprobados.

Volver a "El rincón de Chesana".