Por qué se dice "pedir la mano"?

Aunque hoy en día está algo en desuso, todavía hay familias en las que este acto social se considera imprescindible. El hecho en sí consiste en que el novio (en ocasiones apoyado con su familia) se dirige al padre (y familia) de la novia, para solicitar permiso para el matrimonio.

"Pedir la mano" tiene su orígen en el Derecho Romano donde la mujer, a pesar de ser considerada un ente con personalidad propia, no podía por el contrario tener derechos civiles (no podía votar ni comprar o vender), por lo que permanecía bajo el tutelaje de su padre hasta pasar al del esposo. Ese tutelaje se denominaba "manus", y ese manus era lo que el pretendiente solicitaba al padre de la mujer: el derecho a decidir por ella.

Cuando la futura desposada tenía bienes propios o con posibilidad de herencia paterna, el futuro esposo renunciaba al "manus", con lo que hoy conocemos como separación de bienes, quedando ésta permanentemente en manos del padre.

Siguiendo con el Derecho Romano, la única forma en que la mujer podía desasirse de esta tutela era la de parir tres hijos vivos. Era entonces cuando recuperaba su autoridad para decidir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y solamente se visualizarán después de ser aprobados.

Volver a "El rincón de Chesana".