Cómo limpiar los riñones de ternera, cordero, etc

Cuando vamos a cocinar riñones de cualquier animal (ternera, cordero, cerdo, etc.), no deben cocerse sin haberlo lavado muy bien antes. No hay que olvidar que estos órganos son los que producen la orina.

Ya bien limpios no hay ningún problema en cocinarlos y comerlos con absoluta tranquilidad.

Lo primero que hay que hacer es quitarles la película transparente que les envuelve, los nervios y la grasa (ésta última se encuentra generalmente en el centro de cada uno de ellos).

Después hay que trocearlos con arreglo a la receta que vayamos a cocinar, y se colocan en un colador grande para que no queden amontonados; salarlos abundantemente para que suden. Dejar unos 15 minutos (nunca más tiempo); soltarán un líquido algo rosado que hay que eliminar.

A continuación lavar varias veces bajo el grifo.

Ya se pueden cocinar.