Alfonso XII rey de España

Alfonso XII (Alfonso Francisco de Asís Fernando Pío Juan María de la Concepción Gregorio Pelayo de Borbón y Borbón) nació en Madrid (España) el 28 de noviembre de 1857, falleciendo el 25 de noviembre de 1885, a la edad de 27 años, víctima de la tuberculosis.

Hijo de la reina Isabel II y del príncipe consorte Francisco de Asis de Borbón, aunque siempre hubo rumores de que su padre era realmente un capitán muy cercano a la reina. No hay que olvidar que Isabel II era conocida por sus numerosos amantes y que la rumorología popular hablaba del pronunciado amaneramiento de su esposo... y de que ninguno de los doce hijos que tuvo la reina era de su esposo...

Alfonso XII tuvo cuatro hermanas: la mayor Isabel (1851-1931) y las menores que él María del Pilar (1861-1879), María de la Paz (1862-1946) y María Eulalia (1864-1958).

Un pequeño inciso con Isabel de Borbón, hija de Isabel II y hermana por tanto de Alfonso XII. Al morir la reina María de las Mercedes, primera esposa del monarca, sin herederos (realmente no les dio tiempo, aunque sí para concebirlos puesto que la esposa tuvo un aborto), fue nombrada "Princesa de Asturias" Isabel, apodada "La Chata", título que conservó hasta el nacimiento de María de las Mercedes, primogénita del segundo casamiento de su hermano.

Alfonso XII contrajo matrimonio dos veces: la primera con su prima María de las Mercedes de Orleáns y Borbón el 23 de enero de 1878 (ella murió de tifus en julio de ese mismo año a la edad de 18 años).

El segundo matrimonio fue con María Cristina de Habsburgo-Lorena el 29 de noviembre de 1879, una princesa austriaca, quien le sobrevivió muriendo a los 71 años (1929).

Con María Cristina y contrariamente al pensamiento popular, tuvo tres hijos: María de las Mercedes (1880-1904, murió con 24 años en el parto de su tercer hijo), María Teresa (1882-1912, murió con 30 años a consecuencia de su cuarto parto), y el futuro Alfonso XIII (1886-1941, murió con 55 años) quien nació después de fallecer su padre. Por cierto que su progenitor quería que se llamara Fernando pero su madre finalmente se inclinó por el de Alfonso. De ese hijo póstumo, Alfonso XIII, hay mucho que contar y no solamente de su vida si no también sobre su nacimiento ya que parece que el último hijo que tuvo Alfonso XII fue... una niña, tercera de él pero no de la reina... lo dicho: para otro capítulo.

Sinceramente, y es una opinión personal, creo que la reina María Cristina merecería capítulo aparte, puesto que no teniendo absolutamente nada fácil... supo comportarse, en una época muy complicada y siendo además extranjera y con el pueblo hostil, con total mesura y dignidad.

En 1872 y en un viaje a Viena (Austria) el joven futuro rey conoce a una contralto de ópera que estaba realizando una gira: Elena Sanz (Elena Armanda Sanz Martínez de Arizala). El monarca fue coronado en 1875.

Elena había nacido en Castellón (España) el 15 de diciembre de 1849 (ocho años más que Alfonso XII). Realizó estudios musicales en Madrid y debutó en 1868 con "El trovador". A partir de entonces su nombre se hizo habitual en los grandes conciertos operísticos, cantando frecuentemente con el tenor español Julián Gayarre.

En 1878, contando con veintinueve años y alegando "motivos personales" se retira de la escena. Murió el 24 de diciembre de 1898 sin volver nunca a cantar en público. No existe ninguna grabación sonora de su voz, pero sí múltiples críticas escritas, elogiosas todas incluso internacionalmente.

La relación de Elena y Alfonso era conocida por todos, incluída la reina madre Isabel II, quien no se llevaba bien con la reina María Cristina. La pareja tuvo dos hijos: Alfonso Sanz Martínez de Arizala, nacido el 28 de enero de 1880 (el mismo año que la primogénita real y durante un tiempo Princesa de Asturias, María de las Mercedes) y Fernando Sanz Martínez de Arizala nacido el 25 de febrero de 1881.

A la muerte de Alfonso XII Elena Sanz, que había tenido que salir de España por orden de Isabel II, tuvo que renunciar, para sí y sus hijos, a cualquier derecho dinástico que pudiera reclamar en el futuro ya que las cinco mil pesetas mensuales que recibía para su sustento y el de los niños, le fue retirado por María Cristina, ya viuda. Dicha renuncia fue a cambio de una nueva cantidad mensual que fue ingresándose en una entidad bancaria francesa. A la muerte de Elena (1898) no se encontró ni un céntimo en ese supuesto depósito bancario, por lo que se ha llegado a dudar de que nunca llegara dinero alguno a esa cuenta.

Alfonso Sanz pleiteó en 1907 reclamando se le reconociera como hijo de Alfonso XII. Perdió. Se casó en 1921 con Guadalupe de Limantour (quien falleció en 1977), hija de un millonario mexicano, y su trato con la monarquía fue nulo. Tuvieron dos hijas: Elena (1922-1979) y María Luisa Sanz de Limantour (1925). Murió en 1970 a los 90 años.

Fernando Sanz Martínez de Arizala el segundo hijo bastardo del rey, nunca se casó. Murió en 1924 a los 43 años.

Elena Sanz de Limantour (supuesta nieta de Alfonso XII) contrajo matrimonio en 1949 con un banquero norteamericano llamado Roger Borg. Tuvieron dos hijos: Bruce (1953) y Warren (1957).

María Luisa Sanz de Limantour (supuesta nieta de Alfonso XII) se casó en 1944 con el diplomático Alberto Witting, con quien tuvo cinco hijos: Priscilla (1944), Patricia (1945), Leslie (1954), Jennifer (1956) y Jaime (1958).

Pero volvamos a retomar un poco la historia reposando el paso. En tiempos en que el noviazgo de Alfonso XII estaba en su apogeo, ya conocía y tenía amores con Elena Sanz. Cuando la desgracia de María de las Mercedes ocurre (su muerte) y el rey contrae nuevo matrimonio con María Cristina, la relación con Elena continúa de forma estable y continuada... pero el joven monarca tiene más amantes. Al parecer a una de ellas consiguió introducirla en el mismo palacio como parte de su servicio doméstico personal, y existe una carta de Isabel II donde la menciona como "N" (con sólo la inicial). Por otra parte y ya en sus últimos años Alfonso XII tuvo un tórrido romance con la cantante Adela Borghi quien se volvió ambiciosa y finalmente se vio "puesta" en la frontera española. Hubo más, pero la discreción de unos y el silencio de otros las han relegado al olvido a todas.

Como dato y ya para finalizar, una anécdota curiosa: mientras el rey moría su esposa, la reina María Cristina permanecía aparentemente impasible en su palco del Teatro Real de Madrid. El entonces Presidente del Consejo (Cánovas del Castillo) le había aconsejado que nadie debía enterarse de la gravedad del monarca y no había por tanto que alarmar a la población, por lo que había que aparentar calma. En ese día la reina tenía previsto de antemano asistir al mencionado Teatro Real. De pronto y con toda discreción se le hace llegar una nota: el estado del joven monarca se ha agravado; la embarazada María Cristina se dirige a toda prisa hacia el Real Sitio: el rey ya ha muerto.

Existe una versión que tiene igualmente signos de verosimilitud por la que la reina María Cristina sí llegó a tiempo (el rey agonizaba pero no había muerto) y se encontró con que en las puertas del dormitorio real estaban la reina madre Isabel II y el Presidente Cánovas, el cual impedía a Isabel el acceso, lo que hizo también a María Cristina. Total que las dos mujeres no pudieron entrar... Según lo que contaban los mentideros en los pasillos de palacio, y por orden del propio rey moribundo, quien estuvo con él esos últimos momentos fue Adela Almerich... supuesta madre biológica del futuro Alfonso XIII.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y solamente se visualizarán después de ser aprobados.

Volver a "El rincón de Chesana".