Qué cantidad comer al día?

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos preocupado, sobre todo si estamos engordando y escuchamos eso de "deberías cuidarte", sobre qué comer y sobre todo de cuánto.

El qué comer casi casi lo sabemos pero el cuánto se nos suele escapar de las manos. Total "un poquito más" no va a variar tanto... o el comer algo, poquito eso sí, entre horas tampoco es "comer"...

Y seguimos engordando hasta que un día no cabemos en la ropa o sencillamente nos damos cuenta que al sentarnos nos desparramamos. Es entonces cuando, muy firmemente eso sí, decidimos hacer dieta... pero cuál?. Y preguntamos a amigos, compañeros del trabajo, conocidos e incluso desconocidos y cada uno nos dice una cosa, el remedio infalible que a él o a ella le va divino de la muerte. Probamos y no hay manera. Además... si comemos muy poquito!.

Las raciones que una persona necesita para estar sano (y la obesidad y el sobrepeso son problemas que nos pueden llevar a la muerte), están establecidas por organismos apropiados con asesoramiento por especialistas en la materia. Son las siguientes:


VERDURAS FRESCAS:
(Coliflor, brécol, lechuga, espinacas, judías verdes anchas y estrechas, berenjenas, calabacín, zanahorias, etc).
200 gramos al día.


LÁCTEOS:
Leche: dos vasos de 1/4 litro cada uno, al día.
Yogures: dos al día.
Queso de cualquier modalidad: 60 gramos al día.


LEGUMBRES:
(Lentejas, alubias, garbanzos...).
80 gramos al día, 2-3 veces a la semana.


FRUTAS:
(Naranjas, ciruelas, manzanas, fresas...).
De tamaño mediano (manzanas): 2 al día.
De tamaño pequeño (cerezas): 100 gramos al día.


CEREALES:
Pan: 50 gramos, tres veces al día.
Pasta: 80 gramos, dos veces a la semana.
Arroz: 80 gramos, dos veces a la semana.
Cereales para el desayuno: 30 gramos al día.
Patatas: 200 gramos, 3-4 veces a la semana.


CARNES Y PESCADOS:
Carnes: 100 gramos, 3-4 veces a la semana.
Pescado: 150 gramos, 4 a 5 veces a la semana.


GRASAS:
Aceite o mantequilla: 10-12 gramos diarios. (Una cucharada sopera).


HUEVOS:
Huevos: 2 unidades a la semana.


Naturalmente estas son medidas meramente orientativas para una persona sin niveles de sobrepeso ni obesidad, y que quiere mantenerse en un estatus saludable. Pueden ser indicativas para quienes necesiten saber a qué meta tienen que llegar. Las dietas siempre han de ser confeccionadas y tuteladas por especialistas médicos y nunca por la sabiduría popular.

Por último recordar que la ingesta de alimentos ha de producirse en, mínimo, 5 tomas al día, y no limitarlas a un café por la mañana, comida en un "correquetepillo" y cena abundante. Si se quieren alcanzar niveles saludables para nuestro cuerpo, hay que cambiar, primero que nada, los hábitos adquiridos y empezar a organizarse desde el principio. Todo lo demás no valdrá de nada sin la constancia.


Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".