La leche de los bares

Investigadores del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública, de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valencia. han hecho una investigación a pie de calle, porque querían saber en qué condiciones se sirve (y se bebe) la leche en los bares españoles.

Según esa investigación, los utensilios que se suelen utilizar para calentar la leche no son apropiados; eso sin contar que se dejan a temperatura ambiente y con la leche dentro, y de que no se lavan cada vez que se calienta la leche... si no que se va agregando más y más y más... algo que cualquier usuario puede comprobar personalmente "vigilando" a quien maneja el cacillo tras el mostrador...

También han llegado a la conclusión de que la cadena de frío de los envases queda cortada de forma intermitente: una botella o un break, en cuanto se abre, debe introducirse en la nevera... pero en cambio permanece en cualquier rincón y a temperatura ambiente. La excusa de que se termina rápidamente no es exacta ya que si por ejemplo se abre un envase ya a punto de cerrar, se supone va al frigorífico hasta la mañana siguiente, y luego hasta su finalización se repite el proceso de estar a temperatura ambiente.

La conclusión a la que han llegado es que la leche que una persona bebe en cualquier bar-cafetería (cortados, cafés con leche, etc) está contaminada, siendo un peligro potencial contra la salud, algo que parece las inspecciones estatales, autonómicas y locales no son capaces de detectar. Y es que una inspección de trabajo... anunciada con anterioridad... no sirve para nada.


La-leche-que-tomamos-fuera-de-casa


Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".