El navío Wasa


Si ha habido en la historia de Suecia algo de lo que este país se ha sentido orgulloso es sin duda el Wasa, un navío de guerra construido y botado en 1628... y que volvó, dándose la vuelta y hundiéndose.

Dos hermanos carpinteros fueron sus constructores: Hendrik y Arendt Hybertsson.

El barco medía 69 metros de largo por 52,50 m. de alto por 47,50 m de ancho. Tenía diez velas con un montante de 1275 m2 de tela. Su defensa y supuesto ataque de un enemigo estaba compuesto por 64 cañones. Su personal estaba compuesto por 300 soldados y 145 marineros.

Una vez reflotado estuvo hasta 1956 sin un lugar en el que ser colocado, precisamente por su magnitud. Finalmente es colocado en 1961 en el Museo Nacional de Estocolmo (Suecia).

La forma en que se sacó del mar es bastante curiosa: se inyectaron potentes cañones de agua debajo del buque y de esa forma lo sacaron completamente derecho sin que no se partiera.




Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".