Hispania repartida como una tarta

Hispania (actual España) estaba invadida por los romanos en el año 409 d.C. En aquel tiempo el imperio romano ya se encontraba en decadencia, y por esa debilidad que no podía ocultar al exterior, una de sus posesiones más preciadas, Hispania, se vio invadida por varias tribus que entraban por todas partes, disputándose luego cada palmo de terreno. Roma era incapaz de impedirlo y proteger su feudo, sencillamente porque bastante tenía con intentar solucionar sus problemas internos. A esas tribus invasores se les llamó bárbaros.

Ya instalados y con convenios particulares, esos bárbaros se repartieron como si de una vulgar tarta se tratara, cada porción de terreno. Y la España de los romanos quedó de la siguiente manera:

Los suevos se instalaron en Gallaeces (la actual Galicia).

Los vándalos en Vandalusía (actual Andalucía).

Los alanos en Lusitania (actual Portugal y la provincia española Cartaginense (actual Madrid, Murcia, Andalucía oriental, la mayoría de Castilla la Mancha y parte de Castilla-León)

Cuando por fin y los últimos llegaron los visigodos, se apropiaron de Tarraconensis (la actual Cataluña), casi todo Aragón, la provincia de Castellón, la de Valencia y la mitad de Navarra.




Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".