Las pajilleras de Dios

Cuando un bulo, una mentira, se repite hasta la saciedad llega un momento que se convierte en algo parecido a la verdad. Y eso, que sucede mucho en la vida real es más habitual aún en el mundo virtual.

Uno de esos bulos es el de "las pajilleras de Dios": unas monjas que llevaron su caridad al prójimo hasta el límite, porque viendo el sufrimiento de los soldados heridos decidieron ir en comandita por sus dolientes camas, aliviando su viril padecimiento de la única forma que se podía consolar. Y con sus ropajes holgados porque no querían provocar al personal y el rostro cubierto con un velo por aquello del pudor, se arremangaban para que nada se interpusiera entre sus devotas manos y el susodicho sufrimiento varonil.

Se dice según vox pópuli que el invento monjeril surgió durante las guerras carlistas, llegando hasta la mismísima Segunda República Española. Pero para que la historia no quede ante mentes perversas que quieran ponerle otro final distinto del que fue, hay que aclarar que durante la dictadura de Franco no hubo "pajilleras de Dios", puesto que ellos, los que ganaron una guerra fruto del golpe de estado del generalísimo, eran tan hombres que no necesitaban de esos alivios tan mundanos y pecaminosos.

Aclarado y contado el bulo que ninguna historia ha podido demostrar nunca que fuera cierto, todavía se entiende menos cómo muchos blogs (pero muchos) cuentan el hecho aseverando su autenticidad como si ellos y ellas hubieran estado allí, pero eso sí, copiando el texto y repitiéndolo una y otra vez sin cambiarle ni una coma (porque lo de reescribirlo es muy cansado), porque el copia y pega además esconde a demasiados inútiles usando poco y mal lo poco que tengan bajo el cabello.

Aún así, bulo o no, hay que reconocer que la historia se las trae... y la calenturienta mente que la inventó, también.

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".