Lince ibérico

El lince ibérico tiene su ubicación actual en España y en estos momentos se encuentra en gravísimo peligro de extinción, sobre todo debido al abandono estatal a que ha sido sometido siempre en cuanto a la caza, a las enfermedades y a la escasez de alimento (principalmente del conejo). Quienes conocen la problemática del lince hablan de que en la actualidad se están haciendo las cosas medianamente bien, ya que se ha dispuesto de un equipo sanitario especializado en este animal (existe una enfermedad que les afecta el riñón y que está atacando prioritariamente a las crías, diezmando la población felina), y digo lo de "medianamente bien" porque como siempre en este país las decisiones se toman tarde. La mitad de los linces están enfermos por esa plaga renal (de la que no se sabe prácticamente nada) y en peligro de muerte al no tener solución.

Hace ya años que se viene denunciando la precariedad del lince en su hábitat natural español, pero parece que la administración sigue mirando hacia otro lado. Los atropellos se siguen sucediendo y la caza furtiva parece no tener fin. Cada cierto tiempo aparece en prensa que ha aparecido muerto un lince ibérico con el que un cazador furtivo "se ha divertido". Al igual que con la quema de bosques, estos hechos tienen que ser castigados con más dureza si no queremos encontrarnos dentro de muy poco tiempo, con un país raso en cuanto a fauna y flora. Y el lince no es un animal ajeno a esta destrucción.

Hace veinte años se contabilizaron 2.000 linces en España; actualmente existen poco más de 300. Creo que eso da idea de lo que trato de contar.

A pesar de las contadas ocasiones en que se alerta de la escasez de estos animales y de que no está permitido cazarles... se les sigue matando en cazas programadas en fincas privadas y con altos cargos en esas cacerías; o se les ponen cepos con los que si no se les causa una muerte horrible, se les mutila: personalmente aún recuerdo aquellas imágenes de un lince bajando un monte... con solamente tres patas, porque la que le faltaba se había quedado en un cepo... En 1966 se le declaró especie protegida, pero no parece haber servido de mucho.

Este animal puede vivir, si el ser humano no le causa problemas, alrededor de quince años. Siendo como es un espécimen de los más bellos del mundo, es también el más amenazado en cuanto a su extinción.




Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".