Zenobia

Zenobia nació hacia el año 240 a.C. en Egipto, siendo la segunda esposa del rey Septimio Odenato. Con ese matrimonio Zenobia se convirtió en reina de Palmira (actual Siria). La pareja tuvo varios hijos siendo el mayor Vabalato.

Odenato había estado casado en primeras nupcias, siendo su heredero Hairán; ambos fueron asesinados el año 266 a.C. a manos de su sobrino. Entonces Zenobia tomó el poder en nombre de su hijo Vabalato que apenas era un niño.

Lo poco que se conoce de Zenobia indica que era una mujer culta, que amaba el arte, incluso dominaba varios idiomas, y siempre se rodeaba de sabios con los que concertaba veladas que resultaban interminables. Incluso acompañó a su esposo en las guerras, con lo que al morir éste nadie dudó de su capacidad para gobernar al país... aunque parece que Roma no pensaba igual.

El emperador romano Aureliano intuyó un cierto peligro en el acceso al poder de Zenobia, por lo que atacó a la reina haciéndola prisionera. Lo habitual en la época era que cuando se apresaba al jefe del enemigo, se le ajusticiaba como ejemplo para futuros contrarios, pero Aureliano sentía una profunda admiración por aquella mujer e intentando evitar su muerte escribió una carta a Roma pidiendo clemencia. El senado protestó airado por lo que juzgaron una intromisión a las leyes establecidas y el emperador fue muy criticado por su actitud.

No se conoce con exactitud cuál fue el final de Zenobia. La leyenda habla de que se le perdonó la vida, pero también de que fue lapidada o ajusticiada según las normas de la época. Sea cual fuere, vivió hasta el año 274 a.C. Tenía 34 años.

Zenobia

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".