Felipe V

Felipe V es un rey de España, siempre vilipendiado y denostado; se le critica prácticamente por todo: por no haber sabido hacer o por haber hecho. Hay incluso zonas en el estado español donde ni siquiera se le puede nombrar sin que una parte de la población se indigne ante solamente su nombre... lo más irónico de todo es que la mayoría de esos indignados no sepan ni por qué.

Todo el mundo tiene dos caras: una la que refleja ante los demás, la que proyecta, y otra la interna, la privada... la que posiblemente sólo ven los más íntimos... con un poco de suerte... o de mala suerte.

Felipe V también tenía una segunda cara, desconocida para la inmensa mayoría. De ese rostro hablaremos hoy.

El origen era francés, siendo el "duque de Anjou" de su época al ser el nieto del rey galo Luis XIV.
Felipe V nació en Versalles en 1683. Murió en Madrid en 1746, cuando tenía 63 años.

Dejando de lado su forma de gobernar, hay que reconocerle algunos méritos. Tuvo la idea de construir el Palacio Real, de la Granja de San Ildefonso; también el Palacio Real; amplió de forma fastuosa e importante el Palacio de Aranjuez; fundó la Real Academia de la Lengua Española (la RAE), y por último creó la Real Academia de la Historia. Todo ello en Madrid.

De igual modo proclamó leyes que actualmente son consideradas machistas, al mismo tiempo que nadie hace nada por enmendarlas: por ejemplo el que las mujeres de la corona no puedan ser nombradas reinas (salvo por ser madres de rey) mientras haya un varón con derechos dinásticos, ley incluso amparada por la actual Constitución de 1978.



Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".