Cuándo comenzó la Ópera?

Una definición sobre qué es la Ópera (definición muy personal) es que la música y la palabra en una sola voz.

Posiblemente sea la gran desconocida para un demasiado amplio mundo que nunca recabará en ella, perdiéndose uno de los mayores gozos de que puede disfrutar el ser humano. Encontrarse, por ejemplo, con la belleza del aria final de Tosca, o la inmensidad del lamento de Madama Butterfly sólo se puede explicar... oyéndolas. O ser capaz de encontrar matices escondidos en las voces, también como mínimo ejemplo, de María Callas, de Luciano Pavarotti o de un olvidado Manuel Ausensi.

Muchos son los que han oído hablar del tenor español José Carreras y saben incluso de su lucha contra la leucemia, pero pocos, muy pocos, le han escuchado cantar cuando la enfermedad no le había azotado, en esa maravillosa Tosca... que nadie ha cantado como él.

Y si citamos a Enrico Caruso, o a Mario del Mónaco, Miguel Fleta, Giuseppe Di Stefano... o Joan Sutherland, Teresa Berganza, Renata Tebaldi...

Cuando comenzaba 1600 los clásicos griegos llenaban teatros y más teatros, siendo la música un género secundario y solamente objeto de deseo de los más pudientes. Solían ser frecuentes las grandes reuniones, generalmente en casa de algún noble, donde la clase alta comentaba con lo que hoy consideraríamos intento de arreglar el mundo. Una de esas tertulias, famosas entre los más pudientes que se disputaban el asistir, era en el palacio del conde de Vernio; en ella había un grupo considerado de élite y conocido como "camerana florentina", que pensó estaría bien unir el éxito de ese teatro clásico griego con la música que ya en toda Italia despuntaba, y con ello lograr aumentar aún más el dinero que en esos momentos entraba con cuentagotas en las arcas de los aristócratas.

Y así fue como un día y en una de esas reuniones sociales se proyectó lo que ha sido considerada la primera ópera. La compuso Jacopo Peri y que se llamó Dafne.
Jacopo Peri nació el 20 de agosto de 1561 en Roma. Murió el 12 de agosto de 1633 en Florencia (Italia) a la edad de 72 años.

De ella apenas quedan unos ligeros esbozos y las referencias que se emitieron en la época. No hay que olvidar que en aquellos tiempos cualquier acontecimiento cultural que fuera asequible para el gran público, se consideraba como un desprestigio, razón por la que el estreno de Dafne se hizo de forma privada y sectorial.

El éxito fue tan grande que pronto se le encargó a Peri componer una segunda ópera a la que llamó Eurídice. De ella sí que han llegado partituras a nuestros días, aunque lo cierto es que faltan algunos fragmentos; por ello es considerada por muchos como la primera ópera del mundo, ya que sí es posible representarla en la actualidad.

Dafne

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".