Contra la caída del pelo. Solución natural

No soy muy partidaria de mágicos remedios contra cualquier cosa. Sé que hay algunas hierbas que son beneficiosas, pero con los milagros en este aspecto... pues como que no. Pero en ocasiones se consiguen logros que yo al menos no sé cómo explicar, pero ocurren. Y el que sigue es uno de ellos.

Cuando la caída del cabello lo sufre un hombre, es un problema; pero cuando ese mismo hecho le sucede a una mujer, la cosa se complica y mucho. Generalmente cuando vas al médico porque notas que el pelo cae constantemente y que incluso se están produciendo algunos claros en tu cabellera, te dan algún que otro medicamento que habitualmente no hace gran cosa. Y lo digo por experiencia. Es entonces cuando lo achacan al estrés, a preocupaciones y a cualquier otra cosa, que no digo yo que no afecte pero... seguimos sin solución. Y esos claros cada vez se ven más...

Lo que sigue a continuación es un remedio natural que me dió hace ya muchos años (en el 2002) una señora, y que puedo garantizar que si es es constante, funciona. Al menos a mí me ha funcionado en etapas en las que sin saber por qué, tenía ese tipo de problema.

Pero antes de dar los datos necesarios, una advertencia: el líquido resultante de la preparación queda rojizo... y mancha; no permanentemente (se quita con agua simplemente), pero es algo que debe saberse porque a la hora de aplicarlo... el lavabo quedará rojo, la toalla quedará roja, las gotitas que nos caerán por el cuello serán rojas. Pero repito: que nadie se asuste que todo eso, incluída la toalla o cualquier ropa, quedarán impecables simplemente enjuagando con agua. Y el pelo, cuando el líquido se seque, quedará con su color natural.

Y ahora la receta.

INGREDIENTES:

1 litro de agua
3 cucharadas soperas de romero
3 cucharadas soperas de abrótano
2 cucharadas soperas de quina (si es posible en raíz)
1/4 litro de alcohol

1 botella de un litro, de cristal y oscura, con tapón de corcho.
1 colador pequeño
1 embudo

Las hierbas mencionadas se pueden adquirir en cualquier herbolario e incluso en los puestos de hierbas de los mercados y mercadillos.

Poner a hervir el litro de agua en una cacerola amplia. Cuando hierva echar las tres hierbas, cocer dos minutos y apagar el fuego. Dejar templar tapado.

Cuando el líquido esté tibio (tirando a casi frío), y poco a poco, agregarle el alcohol. Tener en cuenta que hará ebullición por lo que puede saltar fuera si el liquido de las hierbas está muy alto o la cacerola es muy baja. Remover. Tapar y dejar enfriar del todo.

Poner la botella limpia (sin restos de ninguna otra cosa) en el fregadero, colocar encima el embudo y sobre éste el colador. Llenar la botella con el líquido colado. Tapar con tapón de corcho. Guardar en un lugar seco y oscuro (nunca en la nevera).


Cuando se aplique al cabello, siempre después de haberlo lavado previamente. Humedecer bien el pelo, masajear el cuero cabelludo durante unos minutos, secar el excedente con una toalla, y dejar al aire para que se evapore. Cuidado con los ojos (recordar que lleva alcohol). No aclarar el pelo.


Nota-1
No tiene ninguna caducidad porque al llevar alcohol, no se estropeará.


Nota-2
Para las aplicaciones: mejor pasamos una pequeña cantidad a una botellita más pequeña (puede ser perfectamente una de las de alcohol de cuarto de litro, que venden en las farmacias, porque además éstas tienen pitorro para usarla sin problemas).


Nota-3
Los efectos tardan entre 2 y 4 semanas en notarse, sobre todo porque esas claruras en el cabello empiezan a desaparecer.


Me gustaría que si alguien lo prueba y tiene buenos resultados (repito que yo lo uso y certifico que soluciona el problema), me lo haga saber, sobre todo porque puede ayudar a que quien llegue aquí desesperado, tenga más confianza para usarlo.

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".