Cuando las alcachofas salen muy duras

En ocasiones las alcachofas salen duras a pesar de haberlas cocido correctamente e incluso haberlo hecho más tiempo del normal, y es entonces cuando se nos presenta un problema: ¿qué hacer con ellas?.

La solución es hacer un puré o un caldo para sopa. En todo caso habrá que hacer lo siguiente:

Una vez limpias, cortadas y hervidas... dejar entibiar lo suficiente para poder manejarlas sin quemarnos. Después meterlas, en tandas, en el vaso de la batidora añadiendo un poco del propio caldo donde las hemos cocido. Batir lo más posible hasta que quede una especie de papilla; resultará algo que de momento será incomible por las hebras duras que tendrá. Que nadie se preocupe porque eso lo solucionaremos a continuación. Ir colocando el "batido" en un recipiente hasta terminar. Si quedara muy espeso, añadir el agua de la cocción (tener en cuenta que ahora tiene que hervir, mínimo, 15 minutos)

Pasarlo todo por un colador de rejilla muy fina para que solamente pase el jugo de las alcachofas, quedándose el "estropajo" que se eliminará.

Con lo que haya resultado de las operaciones anteriores (quedará muy caldoso), poner a fuego medio y añadir una patata cortada a rodajas finas (para que se cueza lo antes posible). Dejar hervir, moviendo de vez en cuando y vigilando que no se queme en el fondo. Cuando la patata esté tierna, mezclar todo con un batidor de varillas, agregar un chorro generoso de leche y seguir moviendo. No dejar que hierva. Añadir un buen chorro de aceite de oliva, sal (si no hemos puesto antes cuando hervimos las alcachofas) y pimienta molida. Continuar mezclando. Apagar el fuego.

Si se quiere tener un puré: hervir más, reduciendo.

Se sirve caliente o frío. Si es caliente: añadir costrones de pan frito o asado. Espolvorear con perejil.



Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".