Rosa del desierto

El adenium obesum o rosa del desierto es una planta de caudex (tronco) muy grueso y abombado y que cuando florece es un auténtico espectáculo, sobre todo por la variedad de colores que se presentan. Puede llegar a vivir 20 años o más.

La rosa del desierto puede reproducirse de dos formas: por semillas o por injerto de esquejes. Hoy nos ocuparemos de cómo hacer germinar sus semillas.
La adenium proviene del este y sur de África y Arabia.

Las pondremos en un recipiente y echaremos sobre ellas agua (tibia) que habremos calentado previamente. Si lo que tenemos son semillas de variedades de flores en distintos colores, y queremos plantarlas sabiendo cuál es cuál, es conveniente tener varios recipientes y numerarlos. Tendremos las semillas en el agua de 3 a 4 horas.

Mientras se ablandan, llenaremos una bandeja de siembra o varias individuales con tierra para semillas; también podemos usar vermiculita; o una mezcla de perlita o arena con algo de compost. Lo ideal es que la tierra que pongamos quede aireada. Todos los elementos citados anteriormente se pueden comprar en cualquier tienda de plantas, incluso online.

Ya pasadas las horas del ablandamiento, las sacaremos con cuidado y una a una del agua y las pondremos sobre la tierra que hemos preparado antes; las cubriremos con una leve capa de tierra, sin apretar. Cubriremos la bandeja con una bolsa de plástico y lo colocaremos todo en una ventana con algo de sol aunque no de forma directa sobre todo en verano; la idea es que tengan calor y que la humedad sea alta. Si viéramos que empiezan a secarse, dejaremos caer unas gotas (con la mano) sobre la tierra.

Cuando los brotes tengan unos diez centímetros saliendo de la tierra, transplantaremos las plántulas a su maceta definitiva (a la rosa del desierto no le gustan demasiado los transplantes).

Para que la rosa del desierto florezca, una vez alcanzado un tamaño de unos 30 cms o más, debemos ponerla, en verano, al sol.

Siempre que maniobremos con esta planta (quitándole hojas muertas, etc) debemos llevar guantes ya que la savia que puede desprender su tronco es irritante para la piel. Cuidado con las hojas si tenemos mascotas (gatos, perros...) porque son tóxicas si se ingieren.

Revisar de vez en cuando la tierra por si hay arañas y/o cochinillas en el envés de las hojas.

En invierno dejar prácticamente en suspenso el riego. Cuidado con los encharcamientos en verano (no hace falta regarla todos los días, ya que acumula agua en su ancho tronco).

En unos 10 días aproximadamente deben comenzar a brotar.

La planta en todo su esplendor

Sus semillas

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".