Madre Shipton

La "madre Shipton" nació en Knaresborough (Inglaterra) en 1488.

Predijo su propia muerte que según ella sería en 1561. Murió ese año.
Para evitar ser quemada en la hoguera, escribía como si de poesía se tratara.

En su ciudad natal existe un puente llamado "Puente Alto" que se ha caído dos veces... sin causa aparente para ello; leer el final de su siguiente profecía:

El castigo vendrá cuando los carros vayan sin caballos, y muchos accidentes llenen el mundo con infortunios. Éste vendrá cuando los pensamientos estén volando alrededor de la Tierra en un pestañeo; cuando largos túneles sean hechos para máquinas sin caballos; cuando el hombre pueda volar en el aire y circular bajo el mar; cuando las naves sean todas hechas de metal; cuando el agua y el fuego hagan maravillas; cuando los pobres puedan leer libros y cuando muchos impuestos sean aplicados a la guerra.

El fin de todo llegará cuando lo alto del puente caiga tres veces.


Y sigue:

El castigo será justo y las señales estarán a la vista de todos, cuando la humanidad cometa sus más atroces actos. Cuando el hombre piense sólo en la avaricia y camine como sonámbulo, sin mirar.

En esos asombrosos y lejanos días las mujeres adoptarán el deseo de vestir como hombres, usar pantalones y cortar sus melenas y cabellos como lo hacen las brujas en nuestros tiempos; el amor cesará y ya no se casarán. Los pueblos disminuyen al disminuir los bebés.

Entonces habrá una señal que todos verán. ¡Huyan a las montañas, escóndase en cavernas, en los pantanos o en los bosques!.

¡Ay! ¡Ay! La guerra vendrá de donde mora el turco y el pagano que en feroz riña se enfrascarán buscando cómo aniquilar sus vidas. Cuando el norte divida al sur y en las fauces del león el águila anide, entonces el impuesto, la sangre y la guerra vendrá a cada humilde hogar.

Tres veces la soleada y bella Francia jugará una sangrienta danza antes que el pueblo se libere. Tres dictadores tiranos ella verá, tres dictadores de diferentes dinastías. El hombre huye del terror pero mata, viola y en sangre miente.Y derrama la sangre de la humanidad

Los hombres amarillos ganarán gran poder. Del oso poderoso, a quien ellos ayudarán. Estos tiranos no tendrán éxito en dividir el mundo en dos, más de estos actos nacerá un gran peligro.

Cuando el hombre se aproxime al último siglo tres montañas que duermen unirán su respiración, lanzarán llamas, hielo y muerte. Los terremotos engullirán ciudades y ciudades.

Una peste dejará muchos muertos. Los médicos no encontrarán la solución pues esto es peor que la lepra. Pero habrá muchas señales para que se sepa que esta profecía es verdadera.

Por siete días y siete noches se verá esta visión terrible: los mares subirán e inundarán regiones costeras. Entonces las montañas comenzarán a rugir y los terremotos dividirán las planicies y las costas.

Las aguas avanzarán con tan gran estruendo que los hombres temerán e huirán despavoridos gritando hostilmente contra sus compañeros, pero se desatará la violencia, el estupro y la muerte, y la sangre derramada por manos humanas manchará y entristecerá muchas tierras.

Después el agua volverá a sus cauces, pero conseguirla para beber será cada vez más difícil. Las tierras se romperán y se despedazarán. Usted pensará que esto no es posible, pero pasará.

No todos sobre la tierra morirán cuando el dragón pase. No todas las tierras serán inundadas, pero éstas también sufrirán. Los cuerpos de animales y personas se pudrirán sobre la vegetación quebradiza de la tierra.

Y nueva tierra surgirá desde el mar. Será limpia, pura y un nuevo camino para la humanidad que surgirá. La fuente de la nueva y final dinastía humana. Aquellos que vivan la catástrofe temerán el paso del dragón por muchos años. Luego el tiempo apagará el recuerdo. Esto ocurrirá.


Sería bueno recordar que murió en 1561...

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".