La Inquisición española

El Papa Gregorio IX (1170-1241) puso normas para el buen funcionamiento de la Inquisición. Ni siquiera hoy día es posible leerlas sin sentir un escalofrío, porque aunque parecen dictadas para quedar bien en el futuro, se trasluce a través de ellas el perfecto conocimiento de los abusos, torturas y muertes que se producían.
La Inquisición española fue abolida totalmente en 1834.

Entre esas normas existía una por la que a las sesiones con los reos debía acudir un inquisidor... para vigilar a los funcionarios civiles... no fuera que éstos se extralimitaran con los medios aplicados.

Al contrario de lo que sucedía en los juicios civiles de la época, que no tenían límite de tiempo para los interrogatorios, en los juicios de la Inquisición, intentando con ello demostrar que eran más humanitarios de lo que se pensaba, se impuso también la norma de que dichos interrogatorios no duraran más de una hora.

Gregorio IX

Comentarios

Publicar un comentario

Volver a "El rincón de Chesana".